AVISO Y RECOMENDACIÓN

Su navegador web (Internet Explorer 6) está obsoleto lo cual puede provocar que ciertos elementos se muestren descolocados o no se carguen correctamente. Además, tampoco podrá ver bien, populares webs como Youtube o Facebook, entre otras muchas.

Le recomendamos actualizar su navegador aquí o instalarse otros fantásticos nevagadores gratuitos como Firefox o Chrome.

Ah, y no olvide guardar nuestra web en favoritos! Muchas gracias :)

El cristal con que se mira

La realidad es verdad. Por eso, la realidad es cruel. Todo es sencillo, se ve bien. Pero al mismo tiempo, lo sencillo se vuelve horroroso, asqueroso, como un joven cuya vida estuviera enferma…

Juan Vida ha creado imágenes de la vida individual y –también- privada. Así, muestra la realidad más difícil: la verdad, toda la verdad. Lo normal es ver cosas bonitas; el problema es que lo normal no es real. Todo es difícil; pero en realidad las cosas tienen un final jodido, oscuro.

MARIANO MARESCA

olvidos.es presenta las nueve series de la exposición de Juan Vida El cristal con que se mira que fue expuesta al público en la Biblioteca de Andalucía de Granada el pasado mes de octubre, y ahora queda a disposición de los lectores en nuestra web.

Cada serie es presentada por un autor: Juan Vida, El cristal con que se mira; Antonio Fernández Montoya, Preguntas como platos; Alfonso Salazar, La vida era un tongo; Ángeles Mora, Imágenes de doble filo; José Luis Chacón, Juan Vida y el cristal que nos mira: del síntoma al sinthome; Alejandro Víctor García, España, aparta de mí esas moscas; Luis Carlos Nieto, Muñecas de trapo; Juan Mata, El viejo orden del alfabeto; y Juan Ramón Capella, Ojos que no ven.

Juan Vida

Fases de este proceso

987654321

3LA VIDA ERA UN TONGO

ALFONSO SALAZAR

El fruto carnoso es una metáfora de la vida. En un principio nace, luego crece y se muestra fresca en su esplendor. Una manzana sin rescoldos bíblicos. Pero los frutos carnosos se pudren, se resecan, hasta el punto de que la piel envejecida es, en nuestra sociedad, considerada enferma. Cuando es, ciertamente y sin embargo, la piel que ha alcanzado su objetivo. Las manzanas de Juan Vida son metáfora de vida, se colocan como la de Guillermo Tell sobre su cabeza vendada: el poder pretenderá atravesar hasta la propia manzana podrida, hasta la roña social, alcanzando sus últimos objetivos. O se cubren las manzanas de moscas, aquellas que preparan el camino de la podredumbre, y que como los carteles de conciertos, ofertas y gangas, se colocan sobre los escaparates de los negocios que están a punto de claudicar, poco antes de que llegue el cartel de traspaso. La podredumbre queda reflejada y extiende su sombra, que se mezcla con el papel higiénico, con el emblema de lo que limpia nuestros restos en la intimidad y la vergüenza. Lo que nuestro sistema digestivo ha triturado y desechado. La poesía es un rollo de papel higiénico gastado. Y ahí anida otra metáfora: la vida –que no Vida-, aquella que nos dijeron, era un tongo, una manzana que terminaría por pudrirse.

Añadir comentario

Enviar este artículo

Comentarios a "LA VIDA ERA UN TONGO"

Fases de este proceso

987654321