AVISO Y RECOMENDACIÓN

Su navegador web (Internet Explorer 6) está obsoleto lo cual puede provocar que ciertos elementos se muestren descolocados o no se carguen correctamente. Además, tampoco podrá ver bien, populares webs como Youtube o Facebook, entre otras muchas.

Le recomendamos actualizar su navegador aquí o instalarse otros fantásticos nevagadores gratuitos como Firefox o Chrome.

Ah, y no olvide guardar nuestra web en favoritos! Muchas gracias :)

MANUEL FALCES/II

En septiembre de 2013, olvidos.es ofreció una primera parte sobre los trabajos de Manuel Falces: sobre todo se editó el último libro de Manolo, su gran obra “José Ángel Valente. Para siempre: la sombra”. Ahora en julio de 2014 olvidos.es presenta Autorretratos, una pequeña colección de las muchísimas fotografías de Manuel Falces para recordar su obra desde el principio hasta el final. A esta galería unimos una conversación entre Matilde Sánchez Imberlón y Mariano Maresca grabada en 2011; un texto de Fernando Valls sobre la nueva obra Autorretratos; otro de Fernando García Lara; y un reportaje que se pudo ver en Canal Sur, en la serie Tesis, sobre la muerte de Manuel Falces.

Fases de este proceso

54321

3Los 37 autorretratos, el autorretrato

FERNANDO VALLS

En blanco y negro, semidesnudo, en el momento de disparar la cámara o enmarcado tras el retrovisor, en distintas épocas, en segundo término, con monos artificiales, con o sin paisaje de fondo (entre estatuas clásicas o en urinarios), erecto o inclinado, con la imagen multiplicada, puesta en abismo, solo o acompañado por los suyos, entre espejos -y reflejos- cóncavos y convexos, subrayado por la distorsión de la imagen, sin gafas, en la sima del cuarto de baño o del hospital. El retrato como autorretrato. Así se muestra con la cámara, en el acto de fotografiar, reflejado también en escorzo, multiplicado, a veces enmarcado junto a su familia, envuelto por cierta atmósfera, rodeado de diversos objetos.

Se trata de mirar para ser visto, para ser observado. Mira el fotógrafo y mira el espectador, generándose una complicidad entre ambos. Un autorretrato puede quedar congelado, pero 37 acaban adquiriendo movimiento, vida, e incluso una cierta pasión. Si Manolo Falces se dejó ver poco, ahora se muestra quizá como quería ser visto, como deseaba que lo viéramos. También así lo recordaremos.

Añadir comentario

Enviar este artículo

Comentarios a "Los 37 autorretratos, el autorretrato"

Fases de este proceso

54321