AVISO Y RECOMENDACIÓN

Su navegador web (Internet Explorer 6) está obsoleto lo cual puede provocar que ciertos elementos se muestren descolocados o no se carguen correctamente. Además, tampoco podrá ver bien, populares webs como Youtube o Facebook, entre otras muchas.

Le recomendamos actualizar su navegador aquí o instalarse otros fantásticos nevagadores gratuitos como Firefox o Chrome.

Ah, y no olvide guardar nuestra web en favoritos! Muchas gracias :)

UN CUENTO CHINO

Juan Vida (Granada, 1955), pintor y diseñador gráfico, tiene ya una larga trayectoria como creador en la que se han sucedido épocas y caminos muy variados. Pero en su obra ha habido siempre un rasgo singular: la presencia casi invariable de una sutil huella autobiográfica que se integra sin grandes rupturas en el cuadro, unas veces para producir un desdoblamiento irónico, otras para establecer puntos de referencia en unos fondos que, con el tiempo, se han ido haciendo cada vez más dignos de atención.
La espectacular exposición de 2007 en la que sólo había dibujos era ya un acercamiento más explícito a un mundo más próximo al artista, tanto porque en ella se podía comprobar cómo el dibujo es su auténtica lengua vernácula, que él distorsiona o afina a placer, como por la acumulación de lugares, personas, animales y objetos que son o han sido el mundo de Juan Vida.
Ahora, en 2011, UN CUENTO CHINO parece situar por fin en primer plano la biografía del autor. Los cuadros aparecen ordenados siguiendo el hilo de un relato escrito por el propio pintor en el que se cuenta la espera y el encuentro de “un equilibrista al que una sombra negra había borrado la risa” con una niña nacida “en el valle de Lijiang, la noche más corta del 4702, año del Mono de la Madera”. Los cuadros despliegan el relato en cuestión de forma íntima y grandiosa a la vez, pero con absoluta autonomía del texto. Sin embargo, lo que olvidos.es ofrece ahora es la edición completa de texto y cuadros tal y como Juan Vida la preparó para el catálogo de la exposición: en este aparecen fragmentos de los cuadros maquetados con fondos de color en los que la letra grande del texto del cuento acaba convirtiendo el resultado en un magnífico libro para niños.
La (auto)ironía de Juan Vida se ha superado en esta ocasión: su historia más personal podría no ser más que o nada menos que un cuento chino: emociona y evoca mundos lejanos que se hacen presentes con una magia infantil, crea un universo, o mejor, prolonga la elaboración de una figuración completa que cada se vez se nos revela con más generosidad.
Ofrecemos, pues, el conjunto de UN CUENTO CHINO en tres partes: primero, el cuento, la presentación conjunta de texto y cuadros; segundo, el catálago de todos los cuadros completos; y finalmente los textos que numerosos amigos de Juan Vida escribieron para la ocasión.
Agradecemos a la Biblioteca de Andalucía sus facilidades para reproducir el catálogo de UN CUENTO CHINO, de Juan Vida.


Juan Vida

Añadir comentario

Enviar este artículo

Comentarios a "UN CUENTO CHINO"